enfermedades renales en perros

LAS ENFERMEDADES RENALES EN PERROS: TIPOS, SÍNTOMAS…¡Y MUCHO MÁS!

¡Bienvenido a un nuevo post de Antovet! Hoy te traemos un artículo sobre las enfermedades renales en perros. Qué son, cuáles son sus síntomas y cómo prevenirlas.

Los riñones son órganos muy importantes de nuestro cuerpo, de modo que un fallo puede desencadenar consecuencias fatales. Ante la más mínima duda de algunos de los síntomas que explicaremos a continuación, te recomendamos que acudas a nuestro centro veterinario en Badajoz cuánto antes. El reconocer de manera temprana los síntomas es muy importante, porque las terapias que se instauran serán más eficaces y menos agresivas, además que se mejora la calidad y aumenta la esperanza de vida de nuestro querido amigo.

Aunque la insuficiencia renal sea el fallo más común en los riñones, también puede ser por otros motivos. Te mostramos algunas de las enfermedades más habituales. ¡Quédate para saber más!

¿Cuáles son las enfermedades renales en perros?

Los riñones desempeñan numerosas funciones, como la depuración de desechos o la regulación de líquidos o electrolitos, entre otros y hasta incluso síntesis de una sustancia necesaria a la producción de los glóbulos rojos. Son funciones que afectan a todo el organismo, por tanto, el fallo de alguna de ellas puede repercutir de forma negativa en la vida del perro.

En este blog citaremos tan solo algunas de las enfermedades renales más comunes son:

Cálculos renales: muy característicos entre las enfermedades renales en perros

Son piedras de diferentes tamaños que se acumulan en el riñón por la precipitación de algunos minerales. Los factores que contribuyen a este suceso pueden ser la alimentación, el ph y la hidratación.

¿Qué síntomas puede producir en tu mascota? Produce entre otras cosas: dolor, dificultades a la hora de miccionar o incontinencia, sangre en la orina, presencia de arenilla… Incluso puede llegar a expulsar alguna de estas piedras a la hora de orinar.

Los cálculos pueden encontrarse en riñón, uréter, vejiga o uretra.  En este caso recomendamos llevarlas inmediatamente a nuestra clínica veterinaria en Badajoz, para poder analizarla correctamente. Las consecuencias de no tratar estas señales pueden ser muy graves, cómo por ejemplo, provocar obstrucciones y fallo de la función renal. El tratamiento dependerá de la gravedad de la enfermedad, y siempre ha de ser supervisado por un veterinario certificado y experimentado en este tipo de patología. Además en los casos más graves puede requerir de cirugía.

Pielonefritis

La pielonefritis es una inflamación de la pelvis ( porción central del riñón) que puede interesar también el parenquima renal alrededor que en la mayoría de los casos es debido a una infección por bacterias que suben desde las vías urinarias inferiores ( uréter, vejiga ) o por una infección sistémica (ósea de todo el organismo) que llega al riñón por vía hematógena (sangre).

Es de interés de lector saber que hay dos tipos de pielonefritis:

  • AGUDA en la que hay síntomas de enfermedad sistémica cómo fiebre, anorexia, vómitos y dolor en la zona del lomo, pu/pd (ósea el animal bebe y orina mucho).
  • CRÓNICA: prácticamente asintomática pero por eso tan peligrosa porque puede llevar finalmente en un isuficiencia renal irreversible.

En Antovet te aconsejamos estar atento a todo estos signos y a revisar rutinariamente la salud renal de tu animal, donde análisis de sangre y  orina, ecografía y urocultivo son los exámenes que nos permiten detectar esas enfermedades incluso antes de la aparición de síntomas clínicos.

Nefritis y nefrosis

La nefritis es una inflamación que suele ser secundaria a otras enfermedades como la pielonefritis, hepatitis, pancreatitis, infecciones como la erliquiosis, o la borreliosis.

Con el termino nefrosis nos referimos a cambios degenerativos del parenquima renal que pueden derivar de un daño directo al riñón por medicamento “nefrotóxico” usado de manera continuada o a dosis altas o con una alteración previa del riñón, o por una alteración de la oxigenación de los mismos debido a algún problema cardiocirculatorio por ejemplo.

En ambos casos la consecuencia más habitual es el síndrome nefrótico ( glomerulopatía). Para resolverlo son imprescindibles: un minucioso y exhaustivo examen clínico, pruebas de laboratorio y de imagen y seguramente necesitará de un periodo de hospitalización.

Insuficiencia renal: la reina entre las enfermedades renales en perros

Consiste en la pérdida del riñón de una o todas sus funciones. Puede presentarse de forma aguda por infecciones o intoxicaciones o crónica, aunque esto último suele ocurrir en los perros de edad más avanzada.

Algunos síntomas de la insuficiencia renal son un aumento de la ingesta de agua, la eliminación de orina y la deshidratación, depresión, anorexia, mal aliento, vómitos, retención de líquidos, diarrea…

El tratamiento para una insuficiencia renal es seguir una dieta, mantener la hidratación y controlar cualquier síntoma anormal que se presente y adaptar el manejo a la situación clínica y controlar las recaídas.

Para PREVENIR la enfermedad renal recomendamos:

  • Una buena alimentación según la etapa vital del animal,
  • Seguir un protocolo vacunal idóneo (leptospira y leishmania provocan insuficiencia renal aguda),
  • Revisiones periódica al veterinario, mínimo una anual a partir de los 7 años, donde se incluya examen físico general, tensión arterial, examen de sangre y de orina.

La solución ante las enfermedades renales en perros

Aunque dependiendo de cada tipo de enfermedad tiene un tratamiento u otro, es un problema que suele provocar daños permanentes en la mascota. Si sólo hay un riñón afectado, el otro suele compensar y el perro puede vivir sin presentar ningún síntoma, un tiempo hasta que el daño se extienda al otro riñón y el pronóstico es mucho más grave.

Aun así, hay muchos perros que viven durante años con enfermedades renales, ya que, aunque no haya una cura específica, sí que se puede tratar y seguir desde cerca. Cuidar su alimentación es imprescindible para cualquiera de estos problemas. Con lo que la esperanza de vida es muy variable según el estadio de la enfermedad.

Esperamos que este post te haya resultado útil. Si tienes cualquier otra duda, ponte en contacto con nosotros en Badajoz. En Antovet contamos con profesionales dedicados a la medicina interna con más de 16 años de experiencia y estamos equipados para afrontar las situaciones arriba citadas de la manera más rápida y eficaz posible.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Call Now Button